martes, 6 de noviembre de 2007

Dolor en el corazón

¿Está usted teniendo un ataque al corazón?
¿Cómo saber si usted está teniendo un ataque al corazón, indigestión, o simplemente dolor a causa de la artritis ? Según la Asociación Americana del Corazón, hay definitivamente señales de aviso y síntomas de un ataque al corazón que se manifiestan tempranamente. Las mujeres pueden experimentar todos, algunos, pocos o ninguno de estos síntomas. Solamente un exámen por parte de un médico, quien puede administrar un electrocardiograma (EKG) y/o una prueba de sangre, puede confirmar si usted está teniendo un ataque al corazón.
Lo más importante si usted piensa que está teniendo síntomas de un ataque al corazón, es llamar una ambulancia, o ir a la sala de urgencias de un hospital lo más pronto posible para que el doctor pueda examinarla y tratarla.

Además, pise o mastique una aspirina sin diluir (trague con un vaso con agua) para evitar mayor coagulación de la sangre.

Los Síntomas
Los síntomas que usted debe buscar son:

Presión incómoda, sensación de estar lleno, dolor o sensación de que le aprietan el centro del pecho por más de unos pocos minutos, o se va y vuelve.
Dolor que se esparce a los hombros, cuello, parte superior de la espalda, mandíbula o brazos.
Incomodidad en el pecho, con sensación de mareo, desmayo, sudor, náuseas, o falta de respiración.
Algunas mujeres tienen menos síntomas de pecho, pero tienen otros síntomas:

Dolor atípico de pecho, estómago o dolor abdominal.
Náuseas o mareos.
Ansiedad o nervios inexplicables, debilidad o cansancio agobiante.
Piel fría y sudorosa, y palidez.
Hinchazón de los tobillos y/o parte inferior de las piernas.
Algunas mujeres creen por error, que solamente un dolor aplastante de pecho es un síntoma de un ataque al corazón, y por lo tanto, no buscan asistencia médica hasta más tarde. Otras se han dado cuenta que el médico cometió un error y no supo reconocer los síntomas de un ataque al corazón, y les dijo que se fueran a casa y descansaran o que es probablemente indigestión y nada más. Es por eso que es tan importante que usted insista a que el doctor le administre un EKG o una prueba de sangre de para ver si usted está teniendo un ataque al corazón. No sea tímida. ¡Es su corazón y su vida!

¿Qué es un ataque al corazón?

Un ataque al corazón o infarto cardíaco, es la forma más extrema de dolor del músculo del corazón e indica que una porción de su corazón está muriendo. Generalmente, un bloqueo de depósitos grasos, o placa, en una arteria del corazón, reduce o corta la la sangre y el oxígeno que van a cierta porción de su corazón. O un pequeño trozo de placa puede desprenderse y un coágulo de sangre se forma alrededor de este en la arteria, cortando la sangre y el oxígeno. De cualquier manera, sin oxígeno, esta porción del músculo del corazón comienza a morir ; este es el dolor de un ataque al corazón.

Para evitar que usted o largas porciones de su corazón mueran, el doctor puede hacer mucho para salvarla a usted y a su musculo de corazón, como por ejemplo : administrar medicinas que diluyen la sangre, o medicinas que disuelven los coágulos, o realizar un procedimiento de angioplastia que quita el bloqueo que se ha formado en su arteria. Lo que mejor le asegura mantenerse vivo y salvar su corazón es ir al hospital rápidamente. Además, si experimenta síntomas de un ataque cardíaco, pise o mastique una aspirina sin diluir (trague con un vaso con agua) para evitar más coagulación de la sangre.

Ataques al Corazón 'Silenciosos'

Algunas mujeres no sienten ningun dolor ni otros síintomas durante un ataque al corazón. Solamente un EKG posterior, o una prueba sanguínea de enzimas descubre un ataque "silencioso". Mismo así, el daño al corazón ha ocurrido. Estos ataques "silenciosos" son peligrosos porque la habilidad del corazón de sobrevivir otro ataque al corazón, tan leve como sea, se reduce de gran manera.

Los ataques al corazón "silenciosos" son usualmente acompañantes de una condición llamada "isquemia silenciosa", la cual es una falta a largo plazo de sangre y oxígeno al corazón a causa de la acumulación gradual de placa en las arterias. Sus posibilidades de tener isquemia son mayores si usted tienen por lo menos tres factores de riesgo de enfermedad cardíaca (fumar, colesterol alto, presión sanguínea alta, diabetes, falta de ejercicio, y obesidad) y es una mujer posmenopáusica. Si esta parece ser usted, pídale a su médico que le realice una prueba de esfuerzo, una rutina física en una máquina de ejercicio que analiza qué tan bien su corazón está funcionando para determinar si tiene isquemia.

La Angina

Muchas mujeres sufren de falta de respiración o indigestión que acompaña al dolor del musculo del corazón, o angina, que es una temprana señal de aviso de bloqueo en las arterias cardíacas. EL dolor significa que el corazón no está obteniendo suficiente oxígeno porque no le está llegando suficiente sangre y oxígeno a través de las arterias. La angina típicamente se va después de hacer un esfuerzo y se calma con el descanso. En general no es particularmente dolorosa. Dígale a su médico si está teniendo angina, ya que hay muchos métodos efectivos para tratarla. La angina cuando no se trata, puede conducir a un ataque al corazón.

No más excusas
Las mujeres dejan para más tarde buscar atención médica para ataques al corazón, más a menudo aún que los hombres. Esto sucede por varias razones:

Más frecuentemente no conocen las señales de aviso y los síntomas de un ataque al corazón.
Piensan erróneamente que el dolor aplastante de pecho es el único síntoma de un ataque al corazón.
Creen falsamente, que solamente los hombres o personas muy anciansas tienen ataques al corazón
Están preocupadas con sus responsabilidades familiares, no pueden encontrar quien les cuide a los niños, o transporte, o no quieren importunar a otros con sus necesidades.
Están deprimidas, fatalistas en cuanto a su salud, o resignadas a sufrir.
No se vuelva una estadística de ataques al corazón. Aprenda todo lo que pueda sobre las señales de aviso y los síntomas de los ataques al corazón. Si tiene síntomas, llame una ambulancia o vaya inmediatamente a la sala de urgencias, tome una aspirina para evitar mayor coagulación de la sangre, y exija que el médico tome sus quejas en serio. Asegúrese de que el médico le realice un EKG y/o una prueba sanguínea de enzimas para ver si está teniendo un ataque al corazón.

Design konnio.com

eXTReMe Tracker